CEREZAS

Las cerezas son muy beneficiosas para el cerebro, ya que ayudan a prevenir la pérdida de memoria; y también para el sistema nervioso, aparte son una excelente fuente de betacarotenos que contribuyen a tener una buena visión.

Se cree que el origen del cerezo está en Asia Menor y que pudo llegar a Europa a través de pájaros migratorios. 

Los romanos conocían bien las técnicas de injerto y fueron capaces de crear nuevas variedades de cereza, con nuevos sabores, además de extender la fruta por todo el Imperio.